Seleccionar página

A solo dos episodios del final de la segunda temporada de Better Call Saul, podemos concluir que Vince Gilligan y Peter Gould han conseguido igualar la calidad y el interés de los personajes de Breaking Bad en su precuela sobre el abogado Saul Goodman.

Muchos admiradores de Breaking Bad temíamos que este spin-off sobre la figura del abogado fuese a ser una comedia sin más, dadas las apariciones y la extravagancia de su personaje, pero Better Call Saul se está revelando como una serie dramática que presenta de manera coherente la historia previa de algunos de los personajes más carismáticos de Breaking Bad y sus primeras incursiones en el mundo del crimen.

Jimmy McGill, como conocemos aquí a Saul Goodman (cuándo y por qué se cambió de nombre es un enigma que tarde o temprano se tendrá que descifrar en la serie), es un personaje poliédrico, con una gran profundidad y una amalgama de sentimientos. A pesar de que su hermano y su novia y compañera lo ven como un estafador nato, y es cierto que su don de gentes y su originalidad hacen que sea un oficio que se le dé bien, se esfuerza por hacer las cosas correctamente para encajar en una sociedad que, sin embargo, no es tan legal como se presenta.

Spoiler alert

¡Atención! A partir de aquí, SPOILER.

Kim Wexler, su pareja y compañera de abogacía, intenta en todo momento que McGill pase por el aro de una legalidad en la que ella cree firmemente, pero a ella misma ser tan honesta en su trabajo lo único que le aporta es perder a su único cliente ante unos jefes que, además de clasismo, han actuado de manera bastante machista impidiendo su merecido ascenso en el bufete.

Kim disfruta los momentos en que se siente Bonnie y Clyde junto a Jimmy, pero los ve como una anécdota y huye de la ilegalidad como forma de vida

Kim disfruta los momentos en que se siente Bonnie y Clyde junto a Jimmy, pero los ve como una anécdota y huye de la ilegalidad como forma de vida

Su hermano, Chuck, además de jefe déspota, no cesa en hacerle la vida imposible para evitar que logre triunfar en una suerte de profecía autocumplida por la cual Jimmy nunca llegará a ser alguien.

Sobre el personaje de Chuck cabe destacar la originalidad y la valentía del planteamiento de los guionistas al presentarlo como paciente de una imaginaria Sensibilidad Electromagnética. Chuck es un ser tremendamente egoísta que necesita y exige cuidados constantes y que juzga desde una pretendida superioridad moral a su hermano cuando se mueve por la mezquindad y es capaz de sufrir él mismo con tal de hacerle daño.

De manera paralela discurre la vida del atormentado Mike Ehrmantraut, que intenta que a su nuera y su nieta no les falte de nada para compensar la culpa que siente por la muerte de su hijo.

El que sería el sicario más complejo, tierno y sarcástico de Breaking Bad trata de no meterse en muchos líos mientras compagina su trabajo en la garita de un parking con otros menos ortodoxos que le llevan de manera irremediable hacia el cártel mexicano y personajes que ya conocemos de Breaking Bad como Tuco Salamanca.

Aunque Jimmy McGuill y Mike Ehrmantraut se esfuercen por 'ir por el buen camino', el destino parece llevarles siempre por el contrario, y cruzarlos.

Aunque Jimmy McGuill y Mike Ehrmantraut se esfuercen por ‘ir por el buen camino’, el destino parece llevarles siempre por el contrario, y cruzarlos.

Además de la trama y la complejidad de los personajes, Better Call Saul recoge de Breaking Bad la puesta en escena de detalles con objetos que pasan a formar parte de la historia de manera casi surrealista. Y es que quien se haya sentido fascinado por momentos tan delirantes de Breaking Bad como aquel en el que Walter White arroja una pizza al tejado de su casa habrá sabido apreciar la relación de James McGill con el termo de café que le regaló su novia para mantener los pies en la tierra en su nueva faceta como abogado de un bufete exitoso y cómo le irrita cada vez más el hecho de que dicho termo no quepa en el hueco que el flamante Mercedes que le ha puesto su empresa tiene reservado para las bebidas.

De Breaking Bad ‘hereda’, asimismo, el propio futuro de esos personajes y las incógnitas que nos genera a sus fans: ¿Cuándo conocerá Ehrmantraut a Gus Fring? ¿Por qué se cambió el nombre James McGill a Saul Goodman? ¿Qué pasó con Kim Wexler, que no llega a aparecer en Breaking Bad? ¿Qué papel va a tener Tuco Salamanca en Better Call Saul? ¿Y su tío Héctor, tan importante en el desenlace de Gus Fring en Breaking Bad? ¿Cuántos escondites puede haber en el desierto de Nuevo México?

Better Call Saul detail
Share This

Share This

Share this post with your friends!